Trans-lugar

“…Entonces empezamos a comprender que cada cosa por ver, por mas quieta, por mas neutra que sea su apariencia, se vuelve ineluctable cuando ella sostiene una pérdida, aunque sea por medio de una simple pero apremiante asociación de ideas o de un juego de lenguaje, y, desde allí, nos mira, nos concierne, nos asedia.” Didi Huberman, Georges, “Lo que vemos lo que nos mira”, 1997, Ediciones Manantial, Buenos Aires (Argentina), pág 16.

Cuando visito una casa que está parcialmente demolida tengo la sensación de que todas las historias que ahí tuvieron lugar se transforman en meros acontecimientos que se superponen, confunden e inevitablemente se anulan unos a otros. Las ruinas apenas las entiendo como cadáveres de una memoria falseada y vacía de sentido: Estos lugares se han diluido en los sucesos de los que han sido origen y efecto.